https://www.facebook.com/Numeral-Deportivo-107618697609790/
https://twitter.com/NumeralDep
https://www.instagram.com/numeral_deportivo/
Destacado Fútbol

Triunfazo con altura

Argentina tuvo un partido complicado pero que sobre e final lo supo sacar adelante.
Argentina tuvo un partido complicado pero que sobre e final lo supo sacar adelante. Foto: AFA

Argentina venció a Bolivia dos a uno con goles de Lautaro Martínez y de Joaquín Correa, en el marco de la segunda fecha de eliminatorias rumbo a Qatar 2022. El gol boliviano lo marcó Moreno Martins.

El primer tiempo encontró a una selección albiceleste lenta, a la que la altura (rival conocido en La Paz) la afectó por demás. Por momentos el dominio del local se notó bastante con Castro, Wayar y Cardozo triangulando con Moreno y Saucedo.

Los 3600 metros de altura diezmaron el juego argentino, con poco de Messi, un flojo Paredes y Ocampos y atrás un Armani a destiempo en la mayoría de las jugadas. En lo que a defensa respecta, Otamendi y Mártínez Quarta fueron amenazados constantemente.

Muestra de esas desatenciones y del insuficiente soporte físico que por momentos demostraron los de Scaloni, Bolivia llegó al gol de la mano de Moreno Martins (el jugador de ese país que más goles le marcó a Argentina) que cabeceó solo a los 24 minutos del la parte inicial.

El gol de Bolivia

El gol echó por tierra las pretensiones argentinas y en lo anímico también jugó en contra. Al margen de ello, el remate fuera del área se transformó en una constante. Muy de a poco, Argentina comenzaba a ir adelante y en una corrida rápida Palacios descargó para Lautaro Martínez que fue hasta casi abajo del arco y de carambola sentenció el uno a uno. Solo hubo tiempo para el pitazo final del primer tiempo.

El complemento fue totalmente diferente. El elenco nacional salió a buscar dar vuelta el partido mientras que Bolivia comenzó a quedarse. Las entradas de Correa y Domínguez le dieron más dinamismo al juego y la cosa cambió. 

El gol de Lautaro Martínez

Messi se hizo de la pelota, Lautaro (con el gol) generó confianza y remató desde donde encontró un hueco. Correa comenzó a destacar y lo propio hizo Domínguez. Enfrente una Bolivia casi desaparecida del partido, con poco juego y encima errático.

Promediando los 33 minutos del segundo tiempo, la defensa local durmió la siesta y la pelota le quedó al Toro, que parecía adelantado. La cedió a Correa que estaba en el área y no perdonó. Dos a uno y una hinchada virtual que pareció delirar de la alegría de ir ganando un partido complicadísimo.

El segundo gol argentino, de la mano de Correa

El correr de los minutos iba a dar el debut de Medina en el seleccionado nacional y el pitazo final del árbitro peruano Haro, de regular actuación. Triunfo nacional, puntaje ideal y la superación de un partido chivo en la altura de La Paz, que pocos recuerdos gratos nos trajo. Ahora que se venga noviembre, que se venga Paraguay.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.